Grow Data

contacto@growdata.com.co        746 5659        

LIDERAZGO DIGITAL EN COLOMBIA

Actualmente conceptos como arquitectura tecnológica, big data, inteligencia artificial, algoritmos, gestión de proyectos, programación, redes, canales, entre otros, están ocupando cada vez más, el interés de las empresas que quieren crecer, sostenerse y mantenerse en la delantera de cada sector.

En una de las investigaciones desarrolladas en la Universidad de Cartagena, se determina cómo varias organizaciones colombianas presentan distintos rezagos frente a la industria nacional e internacional, a pesar de estar familiarizadas con iniciativas propias de la revolución digital que hoy nos convoca. Las dificultades suelen presentarse a la hora de implementar herramientas tecnológicas tanto de hardware como de software en distintas áreas. En el caso de las Pymes por un lado, los problemas van desde el acceso hasta la formalización y absorción de nuevas tecnologías (Hernández, et al., 2014), mientras que en el caso de las grandes compañías o instituciones la cuestión es de enfoque, estructura y cohesión.

En este escenario, a nivel global se viene implementando un modelo integrador con enfoque en tecnología y negocios que opera con una visión sistémica. Se trata de la Arquitectura empresarial, cuyo propósito es ayudar a cada organización a gestionar procesos que promuevan la implementación de estrategias innovadoras que le agreguen valor. 

La arquitectura empresarial es la alineación estratégica entre TI y negocios. Implica la alineación de los objetivos de la organización con los procesos internos, con sus sistemas de información, el almacenamiento y manejo correcto de los datos, la infraestructura tecnológica y su respectiva implementación en los proyectos. Es determinante porque optimiza los procesos para promover la sincronía estratégica entre las necesidades del mercado y las soluciones de TI que integran aplicaciones, datos y transacciones. Permite maximizar el valor, mejorar los costos, fomentar la eficiencia de cada área, adecua su metodología a tiempos de ejecución, y por ello, fomenta una toma de decisiones inteligente priorizando la inversión para soportar los objetivos de crecimiento de cada organización, entidad o compañía.

Implementar la Arquitectura Empresarial significa generar un entorno flexible, robusto y eficiente, en donde es posible definir acciones de transformación partiendo desde un modelo inicial cuyo centro es la gestión por procesos de negocios para llegar a un modelo final con resultados optimizados. 

Para promover la AE se implementan frameworks mundialmente conocidos como Togaf y Zachman, según el tipo de arquitectura a desarrollar: Arquitectura de negocios; orientada a procesos de BPM (Business Process Management), la arquitectura de sistemas o aplicaciones, que permite la interacción entre los sistemas y relaciones con los procesos de negocios de la empresa, la arquitectura de datos, orientada al modelamiento y diseño de base de datos, y la arquitectura tecnológica, enfocada en infraestructura tecnológica como hardware, software y comunicaciones. 

Cada proyecto que se emprenda requiere contar con una visión de Arquitectura creada por un equipo de arquitectos que escribe un plan de cómo se verá el proyecto cuando esté terminado. Este plan debe incluir las aplicaciones y la infraestructura necesaria, y a su vez, debe ser evaluado por un comité de arquitectos que supervise la totalidad del plan. En conjunto, se trata de definir desde dónde partimos, hacia dónde vamos y qué brechas debemos superar para llegar a ese objetivo proyectado.

Los beneficios potenciales al aplicar herramientas tecnológicas en una organización son muchos, pero no basta sólo con implementarlas sino que es necesario generar una adopción con enfoque en arquitectura empresarial para asegurar un desempeño alineado a los objetivos estratégicos de la organización o entidad.

En Grow Data estamos seguros de que el llamado global que estamos recibiendo es que debemos cambiar el chip. Debemos seguir las recomendaciones de la OCDE, desarrollar un PETI (Plan Estratégico de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones), implementar el Big Data, definir las regulaciones, para buscar el modelamiento del riesgo, y mejorar la experiencia del usuario. Si un CEO quiere experimentar el verdadero liderazgo digital es necesario aprender a desaprender, comprender las tendencias y definir el enfoque de manera inteligente. Es momento de dejar de ser reactivos, para ser más estratégicos y aprovechar todas las oportunidades que la era digital nos ofrece. 

Deja un comentario

Abrir chat