Grow Data

En las organizaciones actuales existe la preocupación permanente de cómo se pueden mejorar los productos y servicios. Esto es una pregunta constante que siempre está ligada al estado de pérdidas y ganancias de la organización, así como a la recordación de marca.

Entre más posicionados estén los productos y servicios, más probabilidades hay de que el mercado los consuma, con lo cual, la organización obtendrá mejores resultados. Esto es una realidad ya sea para el sector privado (entendiendo el posicionamiento en términos de utilidad e inversionistas) o para el sector público (referido al servicio ciudadano y al funcionamiento del Estado).

Ahora bien, en los tiempos de la cuarta revolución industrial cuyo tema permanente ante la nueva realidad provocada por la pandemia de la COVID-19, es hablar sobre la economía digital y las nuevas maneras de creación de valor, Porter y Kramer establecen en su tesis que: “La creación de valor compartido (CVC) consiste en la capacidad de una empresa para ir más allá de satisfacer las necesidades del cliente y abordar necesidades sociales fundamentales a través de su modelo de negocio”. Lo que quiere decir en última instancia que para cualquier empresa, la forma más potente de causar impacto en las cuestiones sociales es a través de la propia empresa: a través de productos y servicios que estén diseñados para crear valor económico y también social.

Adicionalmente, el Foro Económico Mundial, en su página de inteligencia estratégica, nos habla de economía digital en un mundo pandémico donde los hogares se han convertido en los nuevos entornos empresariales y de oficina (ver figura 1).

Dentro de este contexto aparecen elementos de vanguardia para las organizaciones como son: inteligencia artificial, BIG DATA, impresión 3D, realidad virtual aumentada, gobierno corporativo, innovación, ciencia de datos, organización digital, entre otros.

Los procesos en su definición más simple de acuerdo a la norma ISO 9001 versión 2015 nos establece lo siguiente:

Sin embargo, las organizaciones actuales manejan entornos tecnológicos donde esta definición se queda corta y allí es donde entra el modelo de Arquitectura Empresarial a complementar los procesos con las piezas faltantes.

Desde el punto de vista de la arquitectura empresarial, teniendo presente lo que determinan las mejores prácticas internacionales como TOGAF, y modelos propios del Estado Colombiano como el Modelo de Arquitectura Empresarial – MAE que se encuentra en la política de Gobierno Digital, podemos identificar la estructura de servicio relacionado a unos recursos plenamente identificados en las organizaciones como vemos en la figura 2.

De acuerdo con esto, nuestra definición de proceso cambiaría por lo siguiente:

Ante esta nueva realidad de los procesos para lograr la prestación de servicios y la generación de productos es sumamente importante determinar las interrelaciones de los recursos mencionados en la figura 2. Allí es donde el modelo de arquitectura entra en acción y donde se identifica su principal fortaleza: la de determinar estas interrelaciones.

La arquitectura empresarial nos brinda una serie de fases ordenadas que permiten construir el modelo de la organización con una visión completa integrando el modelo de negocio con la tecnología, de tal forma que la tecnología quede en función de la misión de la organización.

Veamos a continuación esas fases:

Fase Visión – Fase A

En esta etapa se construye la visión de la arquitectura de estado futuro por medio de la relación entre los objetivos estratégicos relacionados con los procesos, las iniciativas de negocios asociadas con los mismos, las necesidades, oportunidades y problemas identificados con los interesados (stakeholders) de la organización.

Conceptualización Fase Arquitectura de Negocio – Fase B

La Arquitectura Misional inicia por una evaluación del modelo de negocio. Los elementos que conforman esta vista son: identificación de motivadores derivados de la estrategia, métricas, elementos relacionados con la organización, roles de los miembros de la organización en el proceso y finalmente los modelos de procesos, servicios, funciones y diagramación lógica de los mismos (reglas de negocio, glosario de negocios, requerimientos de negocio, etc.).

Conceptualización Fase Arquitectura de Información y Aplicaciones – Fase C

Modelos que permitirán la administración de los datos que se producen y consumen en los procesos de negocios. Los elementos que se generan en esta vista son inventarios de datos, glosario (diccionario) de datos (metadata), modelos lógicos de datos, como son los flujos de información entre procesos, modelos de administración maestra de datos y consolidación de información (Master Data Management), modelos de administración de ciclo de vida de la información y finalmente modelos físicos de datos que son el enlace con la arquitectura tecnológica.

Conceptualización Fase de Arquitectura Tecnológica – Fase D

Modelos de arquitectura técnica en capas y modelos de integración multicanal para, finalmente basado en los modelos lógicos de la arquitectura de negocio e información, conformar los modelos físicos y requerimientos de sistemas para las aplicaciones, fuentes y repositorios de datos, servicios, componentes y elementos de la infraestructura física que son la base para los procesos de diseño, configuración e implementación de la infraestructura tecnológica.

Conceptualización Fase Oportunidades y Soluciones – Fase E

Para poder elaborar el plan de migración, se realiza una comparación del estado actual y los modelos y planos de la Arquitectura Empresarial futura a fin de identificar las actividades, proyectos y programas que deben desarrollarse para ir cerrando esta brecha y poder alcanzar el estado futuro.

Conceptualización Plan de Migración – Fase F

Finalmente, se construye un mapa de ruta que contiene las fichas de los proyectos, su precedencia en el tiempo, impacto, riesgo, los cuales guardando una estricta trazabilidad hacia las brechas y preocupaciones permiten generar una alienación de la estrategia de tecnología con la estrategia de la organización, acorde con las necesidades generadas en esta iteración con foco en los procesos.

Conceptualización Monitoreo y medición de la Arquitectura Empresarial aplicado al gobierno de la arquitectura – Fase G

En esta iteración se realizan los ajustes necesarios al modelo de gestión de Arquitectura Empresarial planteado en las fases anteriores, de tal forma que como parte de una mejora continua se determine con mayor certeza las métricas de medición, los indicadores, alertas que permitan un gobierno adecuado de la arquitectura empresarial como capacidad en la organización.

Como podemos ver y concluyendo este modelo permite una construcción de la organización desde el negocio y la estrategia apoyada totalmente por la tecnología. Una visión completa de la organización.

Referencias:

1. Porter, M. y Kramer, M. (2011), “Creating Shared Value. How to reinvent capitalism – and unleash a wave of innovation and growth” Harvard Business Review, enero-febrero, pp. 1-17

2. https://intelligence.weforum.org/

Deja un comentario

Abrir chat