Grow Data

Las empresas, sin importar su tamaño, están experimentando una mayor presión para ofrecer experiencias digitales a sus clientes, debido a los cambios en el panorama competitivo actual. Durante el 2020, solamente en Latinoamérica Fortinet detectó más de 40 billones de intentos de ataques, de los cuales 7 billones correspondieron a Colombia. Lo que significa que cada día los delincuentes generaron más de 19 mil millones de amenazas en el transcurso del año. 

La digitalización como resultado de los tiempos que se viven en el mundo, del trabajo remoto y de un estilo de vida digital, hace que las empresas busquen más y mejores estrategias para llegar a diferentes segmentos del mercado, convirtiendo a la virtualidad en su puerta de acceso a nuevas ventas, en la herramienta para conocer mejor a sus clientes, y en la oportunidad de ofrecer experiencias relevantes para todos los intereses. 

La transformación digital no es un simple complemento a los modelos de negocio actuales. Aquellas empresas que no se adapten a estos cambios quedarán atrás, por lo que es importante saber cómo modernizar el negocio sin correr riesgos. Muchas veces, las organizaciones modernizan sus sistemas migrándolos a la nube con el propósito de reducir costos, ser más ágiles y contar con más opciones para aumentar la experiencia del cliente bajo un marco seguro de alta disponibilidad, que los haga más visibles o competitivos, pero al final, sus estrategias se traducen inevitablemente en pérdidas económicas impactando desfavorablemente la reputación corporativa.

Por Juan Carlos Puentes, Gerente General de Fortinet Colombia

Esto ocurre porque los equipos y el personal de seguridad están en una evolución constante, en la que deben expandir sus capacidades de defensa para poder contrarrestar las acciones de los ciberdelincuentes. Algo que incrementa sus desafíos, por lo que es necesario incluir sistemas capaces de orquestar la seguridad, a nivel de la automatización y la capacidad de respuesta de manera asertiva y proactiva, para disminuir la posibilidad de éxito de los atacantes.

Para estar preparados y anticiparse a los riesgos, es de gran importancia conocer las tendencias en ciberseguridad. Estar al tanto de aquellos productos y servicios que se crean, así como de sus actualizaciones y capacidades, permite estar un paso adelante, mientras se trabaja para disminuir las brechas que pueden quedar abiertas con el fin de evitar exponer su información ante los delincuentes. 

Hoy todas las organizaciones corren el mismo riesgo de sufrir un ciberataque, aunque muchos no se den cuenta. Los ciberdelincuentes buscan datos de alto valor, que son almacenados tanto por las Pymes como por las grandes empresas. Además, los atacantes son conscientes de que muchas empresas suelen tener brechas para defenderse de los ataques, lo que las convierte en un objetivo más fácil (y rentable). 

Tomar atajos en relación con la seguridad puede crear riesgos innecesarios para las empresas y para sus clientes. Al aprovechar las herramientas de ciberseguridad de vanguardia que cuentan con mayor madurez, junto con los servicios adecuados, las Pymes pueden modernizar sus redes, mientras reducen la complejidad de operación y mitigan los riesgos de ataques. 

Por ejemplo, aquellos usuarios que están en la nube, utilizando sus aplicaciones bajo este modelo, o quienes se encuentran en el proceso de realizar su migración, también requieren de una seguridad en estos ambientes, dado que la nube no se cuida sola. Lo mismo sucede para las sucursales que tienen diferentes sedes, a nivel local, nacional e incluso global, ya que cada ubicación debe tener el mismo acceso a la información, con seguridad avanzada que permita disminuir las posibilidades de éxito de los atacantes.

Adicionalmente, dado que el trabajo remoto y/o teletrabajo ha dejado de ser una tendencia para convertirse en una realidad, la evolución de este tipo de conectividad implica tener esquemas de ciberseguridad que trasciendan las VPN seguras ( Redes virtuales privadas), sino que además exigen contar con controles como SASE, en donde usuarios, aplicaciones, dispositivos y acceso a la red sean realmente seguros. 

Hoy es posible que las soluciones de ciberseguridad de Fortinet protejan todos los puntos existentes en las organizaciones, desde el equipo del usuario, hasta los que componen las redes inalámbricas. Se trata de soluciones más avanzadas para poner “trampas” a los atacantes e incluso sistemas proactivos que permiten, mediante el uso de inteligencia artificial, actuar antes de que las cosas pasen, disminuyendo los riesgos y permitiendo que las organizaciones estén un paso adelante en su protección.

Deja un comentario

Abrir chat